sábado, 25 de marzo de 2017

EL ÚLTIMO CIUDADANO DE LA UNIÓN SOVIÉTICA

Tal día como hoy, 25 de marzo, pero de 1992, el cosmonauta ruso Sergei Konstantinovich Krikalev vuelve a la Tierra tras pasar más de 10 meses (310 días) de estancia en la estación espacial Mir. En principio su estancia en la estación espacial estaba programada para un tiempo más corto, pero se prolongó cinco meses más de lo previsto.

Krikalev regresó de su misión en una nave Soyuz junto con su compatriota Alexandr Vólkov y el alemán Klaus-Dietrich Flade. La nave aterrizó en Kazasán pasadas las 9.51, hora española.

Krikalev inició su misión como cosmonauta de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), pero a su llegada este país no existía, había cambiado por la comunidad de Estados Independientes (CEI). Ni siquiera su ciudad natal, Leningrado, existía con ese nombre, de nuevo volvía a llamarse San Petersburgo.

Krikalev fue llamado por muchos como “el último ciudadano de la Unión Soviética”. Siguió con nuevas misiones , pero con nueva nacionalidad (como ciudadano ruso).


miércoles, 22 de marzo de 2017

El pueblo viejo de Belchite



Amigos, este fin de semana he podido viajar en el tiempo de nuevo y sin la máquina que utilizo en el programa A Hombros de Gigantes de RNE. Desde hace tiempo tenía ganas de visitar las ruinas del pueblo viejo de Belchite, un pueblo aragonés  en el que tuvieron lugar duros combates durante la Guerra Civil española.
Tras la guerra, Franco decidió no reconstruir el pueblo para que sirviera de recuerdo, según él, de la “barbarie” protagonizada por el otro  bando y, por ello, mandó construir otro pueblo nuevo al lado de cuya construcción se ocuparon los presos republicanos.   Hoy sabemos de la crueldad protagonizada por ambos bandos durante la batalla de Belchite y ciertamente se estremece uno cuando el guía te cuenta las barbaridades que se cometieron allí por ambos bandos.  
En definitiva, un pueblo en el que la sin razón, la violencia  y el posterior abandono llevaron a la ruina. Entrar allí es como retroceder en el tiempo, en una época difícil, y tras salir por la puerta de recinto  no cabe más que un deseo… ¡espero que no vuelva a suceder!
Otras historias circulan por allí, en el que las leyendas y los fantasmas son los grandes protagonistas, pero ciertamente, además de la nula credibilidad que me suscita este tipo de historias, me dan más miedo los vivos, que con su estupidez, egoísmo, sus envidias  y venganzas son capaces de  cometer los peores delitos, y allí hubo mucho de esto.
Para terminar y para los amantes de la historia, recomiendo la visita.  Enhorabuena  y gracias al ayuntamiento de Belchite por su esfuerzo en conservar el pasado.



lunes, 20 de marzo de 2017

El péndulo de Foucault



En el programa del día 20 de marzo de “A Hombros de Gigantes”  de RNE y dentro de la sección que explica grandes hechos históricos, mitos y leyendas desde el punto de vista de la física, nos trasladaremos, con ayuda de nuestra máquina del tiempo, hasta finales del mes de marzo del año 1851 para presenciar cómo Leon Foucault realiza una demostración de su famoso péndulo en el Panteón de París.
Un gran número de asistentes, entre  los que figuraba el príncipe Louis Napoleón Bonaparte,  en estos momentos presidente de República y que terminaría siendo  con los años conocido como Napoleón III, emperador de Francia, esperaban presenciar un experimento del que se habla mucho por estas fechas en París, el péndulo de Foucault.
No era  la primera vez que realizaba Foucault el experimento, si no la tercera. La primera la realizó en el laboratorio que se instaló en su casa. La segunda el 3 de febrero de 1851 ante los prestigiosos científicos  que habían recibido una invitación de la Academía de Ciencias Francesa con el siguiente texto:  “Está usted invitado a ver como gira la Tierra, en la sala central del Observatorio de París”. Esta fue la primera demostración pública que realizó, y fue tal el eco que suscitó, que al poco tiempo, poco más de un mes,  le pidieron que la repitiera, esta vez en el Panteón de París, lugar en donde nos trasladamos en el tiempo para presenciar esta maravillosa demostración.
Esta experiencia causó gran admiración entre los presentes y a Louis Napoleón, le gustó tanto que le nombró físico del Observatorio, permitiéndole trabajar en un gran laboratorio.
Aprovechamos aquel pasaje para explicar la física del péndulo de Foucault y el porqué dicho péndulo demuestra la rotación de la Tierra.
Puedes escuchar el programa si accedes al siguiente enlace


lunes, 13 de marzo de 2017

El día que en Tennesee se prohibió explicar la teoría de la Evolución

Tal día como hoy, 13 de marzo, pero de 1925, John Washington Butler propone la siguiente propuesta y la somete a votación:
“Que sea promulgado por la Asamblea General del Estado de Tennessee, que será ilegal para cualquier profesor en cualquiera de las Universidades, normales y todas las otras escuelas públicas del Estado que están soportadas en su totalidad o en parte por el público fondos de la escuela del Estado, para enseñar cualquier teoría que niega la historia de la creación divina del hombre como se enseña en la Biblia, y en lugar de enseñar que el hombre ha descendido de un orden inferior de animales. “
Se convirtió en ley el 21 de marzo de 1925 y VIGENTE HASTA 1967.
Tras ello, John T. Scopes, un profesor de escuela secundaria en los EEUU, fue acusado el 5 de mayo de 1925 de enseñar la teoría de la evolución de Darwin. Fue acusado y declarado culpable, imponiéndole a pagar una multa de 100 dolares, aunque, menos mal, más tarde el veredicto fue revocado por un simple tecnicismo (vericuetos de las leyes). En las imágenes, John Washington Butler (izquierda) y John T. Scopes (derecha).
Ayudemos entre todos a la difusión del conocimiento científico.